¿Cuáles son los 8 remedios naturales y para qué sirven?

¿Cuáles son los 8 remedios naturales y para qué sirven?

Los adventistas del séptimo día son conocidos, hace más de un siglo, por su preocupación por la salud de manera integral y preventiva. ¿Y por qué una religión se involucra en temas de salud? Los adventistas creen que todo aquello que afecta el cuerpo también afecta a la mente, lo que sucede en el cuerpo va a facilitar o dificultar la comunicación con los seres celestiales. La religión es justamente eso (viene de religare, del latín), o sea, mantener esa ligación.

Por eso, la Iglesia desarrolla sus proyectos de salud por medio de tres frentes bien definidos: instituciones de salud (clínicas, hospitales y centros de vida sana con fines de prevención), amplia producción de literatura sobre el tema (publica varios libros anualmente respecto de cómo tener una vida más sana) y por medio de cursos, seminarios, conferencias, talleres y eventos prácticos donde enseña cómo las personas pueden tener calidad de vida.

La base de todo este movimiento es el reconocimiento de la existencia de ocho remedios naturales, gratuitos, disponibles para todas las personas. Son ocho principios generales de cómo desarrollar y mantener una vida mejor en el ámbito físico, emocional y espiritual. Para los adventistas, según Romanos 12:1 y 2, la calidad de vida no se la debe buscar solo para obtener longevidad o el bienestar momentáneo, sino por cuenta de una relación correcta entre la criatura y el Creador y Originador de la vida.

“Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional. No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”.

Romanos 12:1, 2

“Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios”.

1ª Corintios 10:31

 

ALIMENTACIÓN SANA

Una alimentación sana involucra dos aspectos: evitar los alimentos que perjudican al organismo y usar con moderación los alimentos que son beneficiosos, destacando la alimentación vegetariana rica en fibras y nutrientes encontrados en los alimentos integrales.

INGESTIÓN REGULAR DE AGUA

El agua es esencial para transportar alimentos, oxígeno y sales minerales, además de estar presente en aquello que se elimina como el sudor y las lágrimas, en el plasma sanguíneo, en las articulaciones, en los sistemas respiratorio, digestivo y nervioso, en la orina y en la piel.

RESPIRAR AIRE PURO

Es fundamental buscar lugares donde haya ventilación y que el aire a ser respirado sea puro.

EXPOSICIÓN A LA LUZ SOLAR

Una de las principales orientaciones es que las casas tengan lugares con iluminación solar. A veces es necesario remover cortinas, abrir las ventanas, subir las persianas para que los rayos del sol entren a los ambientes.

PRÁCTICA DE EJERCICIO FÍSICO

Los adventistas sugieren que las actividades físicas se hagan diariamente, por lo menos 30 minutos cada día. Hay también estudios recientes que dicen que tres sesiones de 10 minutos proporcionan los mismos beneficios que una sesión de media hora.

HAGA REPOSO

Además de dormir el número correcto de horas diariamente, es importante reservar un día de la semana para un proceso de restauración de las relaciones sociales y familiares, descanso de las actividades físicas y mentales cotidianas y mayor conexión espiritual con Dios.

EJERZA LA TEMPERANCIA

Temperancia abarca más que la abstinencia de ciertos tipos de drogas lícitas o ilícitas, sino el uso de los remedios naturales de Deus, además de una vida equilibrada en el trabajo, la recreación y en las relaciones interpersonales.

CONFÍE EN DIOS

Es imprescindible para una salud integral de calidad la vivencia de una religión práctica y no apenas la fe nominal. Confiar en Dios es más que saber que él existe, sino tener una relación de amor con él.

Conoce los 5 beneficios del ajonjolí para tu salud

El ajonjolí contiene diversos nutrientes beneficiosos para tu salud. Aporta fibra, proteína vegetal, ácidos grasos insaturados y diversos minerales como calcio, fósforo y magnesio. Además, brinda una buena cantidad de vitamina B, vitamina E y B9. Es muy importante que lo incluyas en tu dieta para mejorar tu alimentación.

Solo basta una cucharada de ajonjolí por las mañanas, por ejemplo, para disfrutar de todos estos beneficios:

1. Mejora tu regulación intestinal 

Debido a su contenido en fibras ayuda a depurar a tu cuerpo, ya que favorece el funcionamiento de tus intestinos y mejora la eliminación de toxinas.

2. Fortalece los dientes y el cuidado de los huesos 

Por su alto contenido en calcio el ajonjolí beneficia tus huesos. La cantidad de este nutriente en esta semilla es aún mayor que la que se puede encontrar en la leche, por lo que puede ayudar a combatir enfermedades como la osteoporosis.

3. Potencia el funcionamiento de músculos y nervios 

Ya que el ajonjolí contiene magnesio, un elemento que no solo favorece al cuerpo, también contribuye con la salud mental, ayudando a mantener de manera correcta habilidades relacionadas con la memoria y concentración.

4. Es un excelente acompañamiento para dietas vegetarianas 

Debido a que representa una de las mejores fuentes de proteína vegetal, puede incorporarse en la dieta de personas vegetarianas o en caso de que no puedan consumir carnes de manera continua.

5. Reduce los niveles de colesterol 

La lecitina presente en el ajonjolí impide que las grasas se adhieran a las arterias. Es por ello que se utiliza en dietas para prevenir enfermedades cardiovasculares.

El ajonjolí fortalece el sistema nervioso, lo que te ayudará con males como el estrés o el insomnio. Recuerda que puedes consumirlo todos los días y que te ayudará tanto para actividades físicas o aquellas que requieran mucho esfuerzo intelectual.

Menos sal, más vida y salud

La sal proporciona a los alimentos uno de los sabores básicos, el salado. La sal es un ingrediente que nunca falta en nuestro hogar, pues se usa como sazonador ya que resalta el sabor a nuestros platillos. Sin embargo, el exceso de ella y el mal uso que se le ha dado, nos ha traído grandes problemas a la salud. De aquí el principio de salud de hacer uso moderado de este elemento vital.

El consumo ideal de sodio para una persona sana según la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 2 gramos (2000 mg), es decir 5 gramos de sal común por día, es decir, una cucharadita al ras. En niños de 2 a 15 años se recomienda menos que este estándar. La sal está compuesta por la suma de cloro y sodio; siendo este último asociado con diversas enfermedades como la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y los accidentes cerebrovasculares, causadas por el abuso del mismo.

Podemos encontrar el sodio de manera natural en alimentos vegetales, que no se asocian con enfermedades crónico-degenerativas, en el salero de nuestras mesas, en los alimentos procesados como, jugos, refrescos, nieve, pasteles, pan de mesa, en encurtidos, pastas, purés, papas fritas, botanas, condimentos y sazonadores, salsas, y desde luego mayores cantidades en alimentos cárnicos y embutidos
altamente procesados. Aproximadamente el 80% del aporte de sal proviene de alimentos como panes, quesos, salsas en frascos, carnes curadas y comidas preparadas. De acuerdo a los datos de la OMS, las personas consumen al día en promedio, 10 g de sal ¡el doble de la cantidad recomendada!

En Latinoamérica  el tema de la Hipertensión es muy grave, existen al menos 30 millones de personas que padecen de esta enfermedad, resultado de una mala alimentación, sobrepeso, falta de ejercicio y el consumo del tabaco. Podemos hacer grandes cambios en la salud con respecto a esta enfermedad, si se aminora la ingesta. «Si se logra el objetivo de reducir el consumo de sal en el mundo en un 30% para el 2025, podemos evitar que millones de personas mueran de enfermedades cardíacas, Accidentes Cerebrovasculares y trastornos relacionados», afirmó el Dr. Oleg Chestnov, Subdirector General de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Salud Mental. Todos tenemos un familiar, un amigo, un conocido o puede ser usted quien sufre de presión arterial elevada, y si no es tu caso la prevención es tu mejor herramienta para evitar este padecimiento.

Aquí te mencionamos algunas maneras de cómo cuidarte:

  • No tienes que llegar al consumo máximo. Para personas con presión arterial elevada o enfermedades cardiovasculares lo recomendable menos de 1.5 g de sodio, según sea el caso y así controlar la tensión arterial en niños y adultos.
  • Aprende a leer las etiquetas nutrimentales. Así sabrás que es lo que estás consumiendo, recuerda mirar el apartado de SODIO y escoger lo que debes comer. Si la porción contiene menos de 140 mg o menos, entonces es bajo en sal.
  • Retira la sal de la mesa. Educa a tu familia, con un régimen alimenticio sin sal añadida, es decir una vez que se cocinan los alimentos, comerlos de esta forma. Menos, es más. Prepara tus alimentos de la manera más sencilla posible, evita muchas salsas y aderezos, para dar sabor a tus platillos mejor utiliza hiervas naturales como cilantro, tomillo, hiervas italianas, orégano, perejil, eneldo, etc., ¡verás que delicioso es!
  • Entre más crudo mejor. Indagar en la cocina saludable es de gran ayuda para cuidar tu salud, cuando tus alimentos crudos como los vegetales y frutas son la base, no necesitas de reinventar la cocina, verás que bien te sentirás, además de que así también cuidas tu peso.
  • Evita las comidas fuera de casa. En casa tienes el poder de cuidar la sal que utilizas ¡afuera no! Pues pierdes el control de la sal utilizada, y de los productos con sodio que se utilicen. Evita la comida procesada en salmuera. Así no sobrepasaras tu consumo de sodio, una pequeña porción de este tipo de alimentos puede sobrepasar por
    mucho el máximo de consumo diario.
  • Evita los alimentos altamente azucarados. El sodio es parte de la conservación de muchos alimentos, y al buscar un sabor agradable para muchos productos, son grandes las cantidades de sodio y azúcar que se utilizan.
  • Incrementa el consumo de potasio. Esto para hacer un balance entre el elemento en exceso que nos está afectando. Un platanito, papas, repollo, acelgas, aguacate y espinacas son opciones ricas en potasio. En sólo 21 días: Si estás en la lucha de dejar los alimentos salados, prueba dejar la sal, los alimentos muy sazonados y encurtidos por 21 días, en su lugar consume alimentos frescos vegetales y frutas, verás cómo se restablecen las papilas gustativas.

Si quieres todo el sabor agradable en tus alimentos y cuidarte, no te preocupes, actualmente existen grandes opciones naturales que puedes utilizar para sazonar tus platillos, sin abusar del consumo de sodio.

Bibliografía:
Organización Mundial de la Salud. (2013). Ingesta de sodio en adultos y niños.
Tomado de http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/85224/1/WHO_NMH_NHD_13.2_spa.pdf
Organización Mundial de la Salud. Reducir la ingesta de sodio para reducir la tensión arterial y el riesgo de enfermedades cardiovasculares en adultos. Tomado de http://www.who.int/elena/titles/sodium_cvd_adults/es/
Preguntas y respuestas sobre la hipertensión. Tomado de http://www.who.int/features/qa/82/es/
Instituto Mexicano del Seguro Social. Hipertensión Arterial. Tomado de http://www.imss.gob.mx/saluden- linea/hipertension-arterial
Organización Mundial de la Salud. (2014). Día Mundial del Corazón 2014 con menos sal se salvan vidas. Tomado de http://www.who.int/mediacentre/news/notes/2014/salt-reduction/es/

Fuente

4 razones para ser vegetariano

Según la Organización Mundial de la Salud “¿Sabías que, si todo el mundo se hiciera vegetariano, para el 2030 ya no existiría el hambre?”

Ser vegetariano no es una moda, existen mil y una razones para considerar cambiar nuestro estilo de alimentación.

Hoy presentamos 4 razones por las cuales podría sonar bien comer más verde y al mismo tiempo contribuir con la salud del planeta.

1 Vives más y mejor.
La posible relación entre la dieta y la mortalidad, sigue siendo investigado, lo que es una gran verdad, es que cuanto mejor y saludable comemos, mejor calidad de vida tenemos. Un estudio del Doctor Michael J. Orlich, de la Universidad de Loma Linda en California, E.U., encontró tras un estudio de cohorte en una población de Adventistas del Séptima Día (religión), que aquellos que llevaban una dieta vegetariana tienen un 12% menor riesgo de mortalidad en comparación con aquellos que llevan una dieta normal. ¿Las razones? Una ingesta menor en grasas saturadas y mayor fibra en la dieta, según menciona dicho estudio. Es importante destacar que en dicho estudio también se encontró que las muertes por problemas cardíacos son menos frecuentes en hombres vegetarianos, así como la diabetes, hipertensión y síndrome metabólico.

 

2 Puedes prevenir el cáncer de colón.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), emitió un comunicado, después de años de estudios epidemiológicos en todo el mundo, donde se encontró que las carnes procesadas y el consumo de carnes rojas está relacionado con el cáncer colorrectal. Por su lado, otro estudio emitido también por la Universidad de Loma Linda, señalan que tras estudiar 77, 659 participantes (todos con diferentes patrones alimentarios), encontraron que, en comparación con los no vegetarianos, los individuos vegetarianos, tenían un 22% menor riesgo de cánceres colorrectales, ovo-lacto- vegetarianos (comen leche y huevos) 18% menos probabilidad y semi vegetarianos (incluyen un poco de carne) 8% menos riesgo. Entonces podemos decir que existe una relación entre una alimentación libre de carne, o menor consumo de productos de origen animal.

3 Cuidas el planeta.
Una de las más razones más importantes, es que la producción de cárnicos según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero es líder en generar gases de tipo invernadero, lo que lo hace una de las principales causas del calentamiento global. Además, acelera la degradación de las tierras, la contaminación de la atmósfera, la contaminación del agua y la pérdida de la biodiversidad. La FAO también calcula que los procesamientos cárnicos pueden generar hasta 18% más C02 que el sector transporte. Una persona que deja de comer carne en un año puede salvar al mundo de 729.8 kg (0.7 toneladas) de CO2, y salvar 202 animales, solo para que te des cuenta que realmente un pequeño cambio puede hacernos mucho bien. Para saber cuánta contaminación te has ahorrado visita el siguiente enlace http://vegetariancalculator.com/vegetarian-calculator- monthly

4 Es más económico.
Existe un concepto erróneo sobre que una alimentación vegetariana es muy costosa ¿alguna vez has comprado ingredientes para tu lista semanal, sólo con alimentos vegetales? Un dato que la gente ignora (o que queremos ignorar) es que la carne y sus derivados son de los productos más altos en precio de la canasta familiar. No olvidando la economía actual, podemos decir que en muchos hogares por querer satisfacer la “necesidad” de alimentos de origen animal, se ven afectados en sus recursos.

Otro dato alarmante es que, según información del Departamento de Agricultura de EU, calculan que el 90% de todo el grano producido en Estados Unidos es producido para alimentar al ganado. Además de ser caro para la sociedad, para el planeta la industria cárnica también lo es; según datos de la FAO entre 1980 y 2014 se duplico la producción de carne a nivel mundial, lo que ha traído consecuencias nefastas. La más triste de ellas es que según la FAO, los cárnicos son la principal causa de deforestación en el mundo, pues las áreas verdes que brindan oxígeno al planeta, han ido desapareciendo para brindar follaje y alimentos a los animales de crianza. Esto lo convierte en un negocio insostenible, pues no brinda beneficios al ecosistema natural. Incluyendo una dieta verde en tu estilo de vida ayudará no solo a tu salud, sino a tu bolsillo (y al mundial también), los cambios empiezan desde uno.

Hoy puedes hacer cambios por tu salud y por tu planeta, recuerda que somos responsables no solo de nuestra vida, pues estamos en un universo de convivencia, donde todos forjamos el futuro del mañana. El querer mejorar tu salud es un buen comienzo, no te angusties, todo cambio es lento y paulatino, así que infórmate y comienza poco a poco, actualmente existen muchas fuentes de recursos para aprender y nuevos productos listos para comer, que pueden complementar tu dieta. ¡A cuidar tu salud y tu planeta!

Bibliografía:
Orlich, M. J., Singh, P. N., Sabaté, J., Fan, J., Sveen, L., Bennett, H., … & Herring,
R. P. (2015). Vegetarian dietary patterns and the risk of colorectal cancers.JAMA internal medicine, 175(5), 767-776.
Orlich, M. J., Singh, P. N., Sabaté, J., Jaceldo-Siegl, K., Fan, J., Knutsen, S., … &
Fraser, G. E. (2013). Vegetarian dietary patterns and mortality in Adventist Health
Study 2.JAMA internal medicine, 173(13), 1230-1238.
Organización Mundial de la Salud. (2015). Carcinogenicidad del consumo de carne roja y de la carne procesada. Tomado de http://www.who.int/features/qa/cancer- red-meat/es/ el 23 de marzo de 2016.
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. (2016).
Datos sorprendentes sobre las legumbres que quizás desconocías, tomado de
http://www.fao.org/resources/infographics/infographics-details/es/c/382103/ el día 23 de marzo de 2016

Fuente

9 tips para mejorar tu calidad del sueño

¿Cómo te levantas por las mañanas? ¿Descansado y con ánimos de iniciar el día y tus actividades? ¿O con agotamiento y queriendo seguir dormido? Si te sigues sintiendo cansado, muy probablemente no estés durmiendo bien (en horas totales o en calidad de sueño). Dormir bien es esencial para la salud física y mental, es por ello que a continuación te mostramos 9 tips para mejorar tu calidad de sueño.

1)Ten un horario constante

Trata de dormir y levantarte a la misma hora, incluidos los fines de semana.

2) Usa la luz para sincronizar tu ritmo circadiano

La luz y oscuridad son un gran estímulo para sincronizar el ritmo circadiano, que es el reloj biológico del cuerpo que permite regular los cambios y funciones del organismo durante el día. Cuando te levantes asegúrate de abrir persianas y cortinas y tener exposición a la luz del sol. Durante la noche, evita luces brillantes y la luz azul de las pantallas.

3) Ten una rutina de noche

Práctica una rutina nocturna que te relaje y prepare para descansar. Evita lidiar con cosas estresantes antes de dormir. Algunas ideas para tu rutina son tomar un baño caliente mientras escuchas música relajante, lee un libro, realiza ejercicios respiratorios o visualización.

4) Haz ejercicio, pero no muy tarde

Durante el día, realiza actividad física y mantente activo. Trata de terminar con el ejercicio al menos 2 horas antes de la hora de dormir, ya que podría tener un efecto estimulante e interferir con el sueño.

5) Evita tomar mucha agua antes de acostarte

Para evitar levantarte al baño mantente hidratado a lo largo del día y por la noche evita tomar líquidos, al menos 1 hora antes de acostarte. Usa el baño justo antes de ir a dormir.

6) Evita la cafeína

La cafeína es una sustancia estimulante, trata de evitar o moderar su consumo.

7) Si haces siesta durante el día que sea una siesta corta

Dormir durante el día podría quitarte el sueño por la noche, si necesitas una siesta, que no sea mayor a 30 minutos.

8) Cuida el ambiente en tu cuarto

Debes asociar tu recámara con un espacio para descansar. Evita trabajar o lidiar con pendientes en tu habitación. Limita lo más posible el uso de electrónicos antes de dormir. Procura tener un ambiente tranquilo y ordenado. Lo ideal es tener una temperatura agradable (alrededor de 20-22º C), oscuridad total y silencio. Intenta bloquear todas las entradas de luz, si esto no es posible considera usar un antifaz.

9) Cena al menos 3 horas antes de acostarte

Evita cenar muy noche para permitir a tu cuerpo realizar el proceso de la digestión y evitar malestares de reflujo gastroesofágico, procura que tu cena sea baja en grasas y rica en nutrientes.

¿Sabías que?

No dormir bien está asociado a pobres decisiones nutricionales y más antojos durante el día, aumento de peso, mal humor, problemas en la memoria, menor productividad, mayor riesgo de enfermedades crónicas como diabetes y enfermedad cardiovascular, disminución en bienestar psicológico y mayor riesgo de muerte temprana.

Fuente: Soymart

Por: Jazmín Sáenz

Conoce los Microbiota intestinal y que función hacen dentro de nuestro organismo

¿Sabías que dentro de tus intestinos viven aproximadamente 100 billones de bacterias? Esta gran comunidad de bacterias recibe el nombre de microbiota intestinal y hoy en día es considerada por los expertos como un “nuevo órgano” que cumple con funciones claves en el mantenimiento de nuestra salud.

Esta gran comunidad de bacterias pesa alrededor de 2 kg de tu peso corporal. Tienen la función de estimular al sistema inmunológico y sintetizar ciertas vitaminas y aminoácidos, también es importante en la digestión de carbohidratos complejos y para el buen funcionamiento de tu organismo.

El desarrollo de tu microbiota empieza después del nacimiento y lo que comemos determina en gran medida el estado de nuestra microbiota intestinal.  Hoy en día se sabe que una dieta equilibrada y nutritiva contribuye a una microbiota intestinal más sana y a una mejor salud, mientras que una mala alimentación está relacionada a una mala salud metabólica.

Alimentación y microbiota intestinal

Lo que comemos tiene gran influencia en la composición y las funciones de la microbiota intestinal, que a su vez influye en el riesgo de desarrollar enfermedades metabólicas como obesidad y diabetes tipo 2.

La alimentación tiene un rol fundamental en la composición de tu microbiota intestinal. Una mala alimentación puede generar un desbalance, aumentando la cantidad de bacterias “malas” lo que se conoce como disbiosis y está relacionado con el desarrollo de varias enfermedades incluyendo las de tipo autoinmune.

¿Cómo puedo mantener sana mi microbiota intestinal?

Consumiendo una dieta rica en frutas y verduras, cereales integrales, leguminosas y grasas buenas. Además será de gran ayuda incorporar probióticos y prebióticos a tu alimentación.

Probióticos

Son microorganismos vivos que favorecen el desarrollo de tu microbiota intestinal. Los puedes encontrar en el yogurt, kéfir y algunos alimentos fermentados como el chucrut y la kombucha. Consumiendo suficientes probióticos mejoras la resistencia a infecciones, mejoras tu digestión y cuidas tu salud intestinal.

Prebióticos

Los prébioticos son fibras vegetales especializadas. Actúan como fertilizantes que estimulan el crecimiento de bacterias sanas en el intestino. Los prebióticos se encuentran en muchas frutas, verduras y cereales integrales. En especial en carbohidratos complejos como la fibra.

Aumenta tu consumo de fibra integrando a tu alimentación las proteínas texturizadas de Soymart, que además de aportar suficiente proteína contiene una excelente cantidad de fibra que te permite mantener saludable a tu microbiota intestinal.

Mantener el equilibrio de la microbiota intestinal es muy importante para tener salud. Incluye prebióticos y probióticos en tu dieta diaria y mejora tu salud intestinal.

Fuente: Soymart

Por: Jazmín Sáenz

Estilos de vida que combaten la depresión

Se dice que la vida está construida de pequeñas acciones, ¿será? Lo que es una realidad es que existen hábitos que pueden influir no sólo en nuestra salud sino en el estado de ánimo; ejemplo, la depresión.

De acuerdo con la OMS (Organización Mundial de la Salud), la depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés  placer, sentimiento de culpa o falta de autoestima y apetito.

Que la felicidad no se escape…

La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente, y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. Por ello te comentamos sobre algunos hábitos que te ayudarán a evitarla.

Ser feliz. Una investigación publicada en la revista Psicología Positiva que simplemente con tratar de ser feliz es suficiente para aumentar el bienestar emocional. De acuerdo con la investigación las personas que tratan de mantener un ánimo elevado tienen mayores niveles de satisfacción.

Limita tu tiempo en en las redes sociales. Un artículo publicado en el The Atlantic señala que esta herramienta de la red es utilizada para vigilar constantemente la vida de los demás, lo que puede promover celos, inseguridad y sentimientos que pueden resultar en depresión.

Mejora tu alimentación. Se ha demostrado que existe una correlación entre la depresión y la obesidad, según la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO). El riesgo de padecer depresión es 55% mayor en las personas obesas, muchas veces debido a la presión social, mientras que el riesgo de obesidad aumenta un 58% entre quienes tienen depresión, motivado por la ansiedad, que puede causar un trastorno por atracón, consumiendo más de 5.000 calorías cada vez. Una buena opción  para prevenirlo es la dieta mediterránea.

Ve al ejercicio como prioridad. Una actividad física te da endorfinas, las cuales te hacen sentirte feliz. Un estudio publicado en el Journal Of Health Psychology encontró que el ejercicio mejora el pensamiento que las personas tienen sobre sus cuerpos, lo que los hace sentirse mejor consigo mismos.

Los hábitos son acciones que pueden ayudarte a evitar la depresión. No lo dejes a un lado. Recuerda que tu salud está en tus manos. ¡No lo olvides!

¿Cuáles otros hábitos crees que son saludables para evitar tanto la depresión como el estrés? Déjanos un comentario al respecto.

Propiedades de la avena

La avena es uno de los cereales más consumidos desde hace ya mucho tiempo, dado que por sus especiales cualidades tanto nutritivas como energéticas, se convirtió en la base de la alimentación de pueblos y civilizaciones.

Por este motivo, la avena ha sido nombrada como la “reina de los cereales”, puesto que su contenido en proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y nutrientes es mucho más rico que otros cereales comunes.

Entre otros aspectos, se podría decir que cuenta con hidratos de carbono, minerales, oligoelementos, proteínas de alto valor biológico, hierro y fósforo.

Los increíbles beneficios de la avena

Muchos son los expertos que recomiendan tomar avena en el desayuno, puesto que aporta nutrientes y, además, da sensación de estar “lleno” durante algunas horas, evitando así los ataques de hambre.

Es un cereal recomendado en la diabetes, ya que al mantener más energía, la glucosa de la sangre no aumenta tan bruscamente, ayudando a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.

Cuenta a su vez con poder suavizante sobre la mucosa gástrica, manteniendo a su vez la capacidad de aumentar el tránsito intestinal, gracias a que contiene fibras tanto insolubles como solubles (conoce más sobre los beneficios de la fibra).

Se trata de un diurético natural, ya que ayuda a reducir la acumulación de líquido en el cuerpo, mientras que ayuda a reducir los kilos de más, gracias a que su citada fibra actúa como regulador metabólico.

Consumir avena de manera habitual es una recomendación algo más que saludable durante el embarazo, ya que ayuda al desarrollo del feto, mientras que durante la lactancia, favorece la producción de leche materna a la vez que aporta vitaminas y minerales.

Protege al organismo contra la arteriosclerosis, el infarto y la hipertensión, ya que su ácido linoleico y la fibra hace que el colesterol no pase al intestino.

Además, según estudios la avena podría ayudar no sólo a aumentar la líbido, sino la propia fertilidad en sí.

Propiedades de la avena

Aporta saciedad: gracias a su alto contenido en hidratos de carbono complejos, también conocidos como carbohidratos de absorción lenta. Esto significa que su efecto saciante es muchísimo más prolongado, por lo que además de ayudar en la disminución del apetito es útil para controlar los niveles de azúcar en la sangre (es, de hecho, uno de los cereales más recomendados para personas diabéticas).

Previene y alivia el estreñimiento: debido sobre todo a su alto contenido en fibra soluble, por lo que es un cereal adecuado –y aconsejado- en personas con estreñimiento, puesto que facilita el tránsito intestinal, llegando incluso a mejorarlo.

Colesterol a raya: gracias a su contenido en aminoácidos esenciales (en especial en metionina), es un cereal útil para personas con los niveles de colesterol alto, ya que ayuda a disminuir el colesterol LDL. También su contenido en fibra y en grasas insaturadas omega-6 ayuda a disminuir este tipo de colesterol y a aumentar el bueno (HDL).

Prevención del cáncer: contiene lignanos y fitoestrógenos, dos sustancias que ayudan a disminuir aquellos cánceres relacionados con las hormonas, como es el caso del cáncer de mama.

Tejido nuevo: gracias a su contenido en proteínas, la avena ayuda y favorece la producción el desarrollo de tejidos nuevos en nuestro cuerpo.

Sistema cardiovascular sano: al ser rica en fibra ayuda precisamente a reducir el colesterol, lo que se traduce en beneficios cardiosaludables tanto para el corazón como para las arterias.

Valores nutricionales de la avena

  • Cuenta con importantes vitaminas y minerales, entre los que destacan: vitamina B1, B2 y vitamina E.
  • También posee minerales: magnesio, zinc, calcio y hierro.
  • Contiene gran cantidad de carbohidratos, fibra y aminoácidos (en concreto, seis de los ocho aminoácidos esenciales).
  • No podemos olvidarnos en este punto del betaglucano, componente que absorbe el colesterol y los ácidos biliares del intestino, ayudando a eliminarlos de manera natural.
  • Rica en vitaminas: es un cereal especialmente rico en vitamina E y vitaminas del grupo B (principalmente en vitamina B1, B5 y B6).
  • Alto contenido en minerales: destaca su contenido en potasio, magnesio, calcio y zinc.
  • Rica en carbohidratos complejos: 60 gramos de avena aportan 40 gramos de hidratos de carbono de absorción lenta, fáciles de digerir y que aportan saciedad al organismo.
  • Contenido interesante en aminoácidos esenciales: como la leusina, isoleusina, treonina y metionina.

Contraindicaciones y efectos secundarios de la avena

De momento no se tiene constancia ni se han descrito contraindicaciones para el consumo de avena, siempre y cuando se consuma en las dosis adecuadas y recomendadas.

No obstante, en cantidades elevadas las personas con celiaquía pueden presentar síntomas similares a los que genera el consumo de gluten.

En personas que presenten alergias a los cereales, o particularmente a la planta de avena, pueden sufrir determinadas reacciones alérgicas.

Además, un consumo excesivo de avena puede causar:

  • Malestar estomacal y abdominal.
  • Gases y flatulencias.
  • Dolor de cabeza.

Dicho lo anterior, te animamos a que inicies de inmediato el consumo de avena si no lo estas haciendo. En Granix tenemos los mejores alimentos preparados a base de avena. Comenta cuáles te gustaría probar.

Los alimentos más saludables

Hay una inmensidad de frutas, granos y alimentos en general que contribuyen a nuestra salud, pero hay algunos cuyos nutrientes son muy elevados, entre los cuales están:

Manzanas

 Las manzanas son una excelente fuente de antioxidantes que combaten los radicales libres, esas sustancias que causan cambios indeseables y están involucradas tanto en el envejecimiento como en algunas enfermedades. Un estudio de la Universidad Estatal de Florida (EE.UU.) concluyó que las manzanas son una “fruta milagrosa”, ya que los polifenoles contenidos en las manzanas aumentan la esperanza de vida. Comer una manzana al día reduce un 23% los niveles de colesterol malo (LDL) y aumento un 4% en el colesterol bueno (HDL) en un plazo de seis meses. Las manzanas también reducen el riesgo de ictus en un 52%, según concluyó otro estudio de la Universidad de Wageningen (Países Bajos).

 Almendras

Entre los alimentos más saludables que existen se encuentran las almendras. Son ricas en nutrientes, incluyendo magnesio, vitamina E, hierro, calcio, fibra, y riboflavina. Merendar almendras o tomarlas de media mañana puede ayudar a mantener unos niveles saludables de colesterol; además, estas tienen más fibra que cualquier otro fruto seco. Debido a su efecto saciante, disminuye el apetito y por tanto ayuda a no aumentar de peso. Una investigación publicada en la revista European Journal of Clinical Nutrition descubrió que los participantes que comieron 1.5 onzas de almendras tostadas secas todos los días experimentaron una reducción de la sensación de hambre y una mejora de la vitamina E en la dieta, sin aumentar por ello su peso corporal. Las almendras, además, tienen efectos cardioprotectores, esto es, promueven la salud del corazón. En general, comer frutos secos todos los días puede prolongar la vida.

 Brócoli

El brócoli es rico en fibra, calcio, potasio, ácido fólico y fitonutrientes que reduce el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, diabetes y algunos tipos de cáncer. También contiene altos niveles de vitamina C. Su potente efecto anticancerígeno se debe a la enzima mirosinasa. Un equipo de investigadores de la Universidad de Illinois (EE.UU.) concluyó que el brócoli al vapor puede reducir significativamente el riesgo de desarrollar cánceres, puede ayudar a prevenir la osteoartritis, la forma más común de artritis.

Arándanos

Los arándanos son ricos en fibra, antioxidantes y fitonutrientes que pueden ayudar a prevenir enfermedades y que el cuerpo funcione correctamente. Según un estudio llevado a cabo en la Escuela de Medicina de Harvard, las personas mayores que ingieren habitualmente esta fruta son menos propensas a sufrir de deterioro cognitivo. Además, otra investigación sentenció que los arándanos ayudan a reducir la obesidad gracias a los polifenoles, muy abundantes en los arándanos. Asimismo, esta baya reduce el riesgo de hipertensión en un 10%. En cuanto a las mujeres, tanto estos como las fresas disminuyen el riesgo de ataque al corazón hasta en un 33% por ingerir tres o más porciones a la semana.

Verduras de hoja verde

Diversos estudios ya han demostrado que un alto consumo de verduras de hoja de color verde como la espinaca o la col pueden reducir significativamente el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Una de las más emblemáticas es ciertamente la espinaca: es rica en antioxidantes, especialmente si se consume cruda, al vapor y ligeramente hervida. Las espinacas son una fuente excelente de vitaminas A, B6, C, E y K, así como de selenio, niacina, zinc, fósforo, cobre, ácido fólico, potasio, calcio, manganeso, betaína e hierro.

Germen de trigo

El germen de trigo es rico en varios nutrientes vitales, tales como la vitamina E, el ácido fólico (folato), la tiamina, el zinc, el magnesio, el fósforo o ácidos grasos esenciales, aparte de ser una fuente interesante de fibra. Entre sus beneficios se encuentran: combatir la fatiga, favorece el transporte de la vitamina A en la retina, ayuda al tránsito intestinal, reduce el insomnio, la ansiedad o el estrés, mejora el aspecto de la piel y el cabello…

Aguacate

Su alto contenido de grasa hace que muchas personas tiendan a evitar el aguacate. Pero nada más lejos de la realidad: aproximadamente el 75% de las calorías de un aguacate provienen de las grasas, principalmente grasas monoinsaturadas, muy beneficiosas para la salud. Los aguacates son ricos en vitaminas B, K y E y tienen un alto contenido de fibra. Diversos estudios han constatado la eficacia del consumo regular de aguacate en la disminución de los niveles de colesterol en sangre. Además es un potente anticancerígeno. Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Ohio (EE.UU.) hallaron que los nutrientes extraídos de los aguacates fueron capaces de destruir algunas de las células pre-cancerosas. Los aguacates también pueden ayudar a bajar el colesterol «malo» o LDL, según un estudio publicado en la revista de la Asociación Americana del Corazón.

Harina de avena

La harina de avena, cuyo interés se ha incrementado considerablemente en los últimos 20 años debido a sus beneficios para la salud, es rica en hidratos de carbono complejos, así como fibra soluble en agua, que mejora la digestión y estabiliza los niveles de glucosa en sangre; también lo es en vitaminas B, ácidos grasos omega-3, ácido fólico y potasio. Tomar un plato de avena a diario reduce los niveles de colesterol en sangre, especialmente si estos son demasiado altos.

Sabemos que estas pensando en otros alimentos que de seguro también son muy buenos para nuestra salud. Escríbenos un comentario al respecto diciendo cuales alimentos faltaron